El Museo de Ántero (Caretas 2069)

lunes, 16 de marzo de 2009

El Museo de Ántero

EL museo de la memoria de Ántero Flores Aráoz podría tener solo cuatro paredes. Así no sería tan caro.

Las paredes podrían ser de triplay, guardando coherencia con los reclamos ministeriales respecto a malgastar en cultura cuando un país es pobre.

Es más aún. El museo de Ántero podría ser imaginario. Se establecería una valla de austeridad difícil de superar hasta en Europa.

Así sea con la mente, se recomendaría visitar el museo de Ántero en sentido horario. Un pequeño recinto central, íntimo, demarcaría un trayecto a seguir. Aunque quienes quisieran también podrían visitarlo en sentido inverso. El efecto pedagógico sería el mismo, enriquecido por el valor metáforico generado entre gente que va y viene confundida acerca de cómo comienza o cómo termina la historia que ahí se cuenta. En este museo no habría agenda u opinión alguna, posiblemente no habría ni techo –calamina bastaría. Su colección se limitaría al deleite de lo factual.

La primera pared, o la última según fuera el caso, llevaría el genérico título de “Antes”.

Una larga lista de los copiosos proyectos de ley de quien fuera de los más diligentes y productivos congresistas de la República haría justicia a una trayectoria seria, anticipando lo impredecible del extravío.

Al lado, en austero dvd Miray, se exhibiría la opinión pública que Antero tenía del señor Alan García en el año 2001, señera promesa de elasticidad moral:

Alan García no tuvo errores de juventud, lo que fue es ineficiente, lo que fue es un mal gobernante y eso la gente lo tiene que recordar.

Alan García, no nos olvidemos, es un vendedor de sebo de culebra. En consecuencia es un hombre que como para un debate, para una exposición, e inclusive para una plaza pública es brillante, pero sin contenido. Muy florido, pero sin contenido...

Por más que diga que consigió un Phd en Bogotá o lo consiguió o compró en París, realmente sería una irresponsabilidad arriesgarse nuevamente.

Evidentemente el doctor García pretende ir al Palacio de Gobierno. Al palacio que debería ir es al Palacio de Justicia.1

Naufragio, sería el nombre de la segunda pared. O tercera, según fuera la ruta de visita.

Este montaje ofrecería una visión caleidoscópica de las deformaciones a las que se ve sometida la clásica relación abogado-cliente cuando esta es trasladada al brusco trasiego del juego político.

Un pequeño parlante detrás de uno de esos auquénidos inflables que venden en el Mercado Indio repetiría la expresión:

Noooo, ¿le vas a preguntar a las llamas y vicuñas sobre el TLC?2

Otra imagen, la de Diana Bazán Hidalgo, joven cadete de la Escuela de Oficiales de la FAP que luego de denunciar haber sido violada fuera objeto de acoso en la institución, estaría signada por la expresión escrita en pan de oro:

No soy el ángel de la guarda de este cadete. ?3

Al lado una impresión de bajo coste de Google Earth detallando el área del Pentagonito que quiso venderse ante protesta vecinal, diría:

Los vecinos que se oponen a la venta pueden unirse y hacer una colecta para que se presenten a la subasta. ?4

Como fondo, a manera de papel mural, se utilizaría cualquier otra declaración destinada a reprimir el menor asomo de autoridad civil ante la institución armada, espina dorsal de su gestión.

Para deleite de los amantes del deporte y no muy dados al tema politico, habría inclusive un emplazamiento?5 del Presidente del Congreso del Perú a la FIFA, de nulo valor legal, pero ameno dado el contexto.

El siguiente espacio se llamaría “Matemáticas”. Ciñéndose al tema gobernaría el espacio una cita matriz:

Si tuviera que vivir con el sueldo de ministro no viviría. ?6

La frase vendría acompañada de dos cifras más, 15,600 soles, el sueldo al cual se refería entonces; y 1,000 soles, sueldo promedio de las Fuerzas Armadas bajo su gestión. Al lado habría una pizarra y tizas para que la gente echara a volar su razonamiento matemático.

En este vértice estaría la entrada al pequeño recinto interior .

Sería un lugar de recogimiento.

En la penumbra, colgando desde el techo, se luciría la misma bandera sobre la cual la vedette denunciada penalmente por Antero por ultraje a los símbolos patrios, Leysi Suárez, posara su cuestión un infausto Julio del 2008. Un reflector dicroico permitiría adivinar el rastro de opacidad doble que aquella desventurada idea imprimiera sobre el manto primero de la patria.

En el suelo, escrita circularmente con pintura fosforescente, se leería:

La bandera no es calzón o Támpax. ?7

La última (o primera) pared se intitularía “Después”.
Apenas dos elementos: el primero de ellos sería una fotografía de la fachada de la residencia del Embajador del Perú ante la OEA en Washington. El otro, una réplica del crucifijo ante el cual el susodicho jurara tanto como Ministro de Justicia como Ministro de Defensa del gobierno de Alan García. Marco idóneo para la última pieza del recinto, un pergamino que en letras góticas llevara el siguiente titular:

Flores Aráoz defiende posible candidatura de García el 2016?8

El ingreso sería libre. La salida también. En busca de la farmacia o bar más cercanos.
---------------

1 Canal 5 (15/01/01):
www.youtube.com/watch?v=lvFYSudVJdE
2 (1/ 06/06) Entrevista con Ramiro Escobar, IDL Radio
3 (20/ 02 / 09) RPP
4 (12/ 12/08) El Comercio
5 (2/07/05) Correo
6 (3/01/09) Tv Perú
7 Julio, 2008. CPN radio
8 (24 / 11/ 09) RPP: www.rpp.com.pe/2008-11-24-flores-araoz-defiende-posible-candidatura-de-garcia-el-2016-noticia_147622.html

Posted by Roberto at 4:24  

2 intruso(s):

Qué delicioso artículo, hace años que no leía un artículo de JB, porque dejé de leer Caretas. Irónico, contundente.
Ahora ya entiendes para qué sirven los museos Antero?...... Exacto!!!, para recordar camaleones!!!

Josè dijo...
16 de marzo de 2009, 18:02  

Es baratisimo, hay que hacerlo y hacer una exposision itineraria.
Fuera de bromas, es una verdadera lastima que no se sepa el valor trascendental de los museos con su leccion cultural y civica que aportan a la sociedad, por el contrario, la conciencia de los gobernantes de turno les impide dormir tranquilos pensando en su propia imagen para la historia.

James dijo...
17 de marzo de 2009, 9:00  

Publicar un comentario en la entrada