“El Señor en vilo” por Enrique Hulerig

domingo, 26 de octubre de 2008

“El Señor en vilo” por Enrique Hulerig publicado en SOMOS, no. 1136, El Comercio, 13 de septiembre del 2008

El portón de madera del santuario crujió cuando el padre Adalberto lo empujó suavemente. Desde que se llevaron a la capilla las imágenes, al día siguiente del terremoto, esta puerta ha sido vulnerada pocas veces. Una vez dentro, la sensación solo puede parecerse al ingreso a una dimensión inverosímil, sin lógica; no queda claro si por la expectativa o porque este templo tiene efectivamente una realidad paralela. Enormes arañas y vitrales nos salen entonces al paso, intactos, sin puntos quebradizos, y una puerta más pequeña que la anterior nos conduce de pronto al ábside, detrás del altar, donde permanece en pie la imponente cruz de ónix que servía de apoyo al Cristo de este barrio pobre que no es solo Luren sino también “el Hurin” Ica, de donde viene su nombre, cuando el cuerpo de madera del Señor, en 1570, montado sobre una mula, se detuvo en este lugar, mirando al norte. A pesar de que el templo es más pequeño de lo que hacen suponer las fotografías aéreas, la visión desde el altar es espectacular, intensificada por una tenue luz solar que a estas alturas de la tarde deja ver decenas de columnas, vitrales y arcos cruzados desde donde surgen bóvedas y frisos y una mampostería en la que el sismo no ha dejado huella, salvo algún revestimiento o yesería fuera de lugar.

Pese a todo, el templo corre el riesgo de desaparecer para darle su lugar a la construcción del proyecto ganador de un concurso privado de diseños arquitectónicos realizado entre profesores de la Facultad de Arquitectura de la PUCP, en Lima, con el propio obispo de Ica, Héctor Vera Colona, como presidente del jurado. La maqueta triunfadora, exhibida en Ica el 18 de julio último por el entonces presidente del Congreso Luis Gonzales Posada, fue blanco de las pifias de quienes no conciben la idea de que el histórico templo sea reemplazado por otro más moderno.

Ucase directoral

El santuario obtuvo las formas que le conocemos tras una larga reconstrucción iniciada en 1919, luego de que un incendio asolara su estructura barroca original. De los planos del arquitecto Alberto Cierralta se levantaría un templo con forma de cruz latina que resumía en una unidad temas renacentistas, románicos y góticos, que otros expresan como un equilibrio entre neogótico y neoclásico. Historicismo ecléctico le llaman. Décadas después, en 1985, el santuario fue declarado

Patrimonio Cultural de la Nación. Sin embargo, en reciente arrebato jurídico, la norma ministerial fue dejada sin efecto por un dispositivo de menor jerarquía, la resolución directoral 1747, firmada por la propia directora del INC, Cecilia Bákula, y publicada el 28 de diciembre del 2007, la cual le retira al santuario el reconocimiento legal del Estado.

Según la arquitecta Teresa Vilcapoma, subdirectora de Registro en el INC, recientemente cesada, el director de Patrimonio Histórico Colonial y Republicano de esa institución, Wilfredo Torres, “nos dijo que el presidente García quería construir, como sea, una catedral o una basílica en Ica, y que la directora nacional, Cecilia Bákula, siguiendo esa directiva, nos ordenaba elegir desmonumentalizar la Catedral de Ica o el Santuario de Luren, no importaba cuál, pero la Catedral mejor no porque la Fundación Getty estaba interesada”.

La arquitecta se rehusó a participar y, tras algunos meses de hostilidad, fue despedida. Esto ya no tiene nada de extraño, sobre todo si se tiene en cuenta que el INC ha renunciado a cumplir sus actividades de supervisión más elementales, como sucede con la Comisión Técnica de Arquitectura. “Tradicionalmente, la comisión ha estado integrada, aparte del INC, por representantes de los colegios de arquitectos e ingenieros, la Asamblea Nacional de Rectores, las secciones peruanas del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) y del International Council of Museums (ICOM). Ahora solo la integran miembros del INC, siendo Willy Torres el presidente de la comisión”, concluye.

Comprobamos esta semana que el nombre de Hugo Wilfredo Torres Reyna no aparece registrado en el padrón de colegiados del CAP. “¿Cómo es posible que un no-arquitecto no-colegiado presida una comisión técnica que califica arquitectos colegiados? Y este señor sella y firma como arquitecto. Eso configura ejercicio ilegal de la profesión”, advierte Juan de Orellana, jefe del Departamento de Arquitectura de la UNIFE, con más de veinte años de labor docente en esa casa de estudios.

Por su lado, María Elena Córdova, abogada especializada en patrimonio cultural y directora de Defensa del Patrimonio en el INC durante la anterior administración, recuerda que, según la Ley 27444 (del Procedimiento Administrativo General), para tener validez, las resoluciones deben ser motivadas y para ello se requiere un informe técnico anexo. “No tenemos conocimiento de los criterios técnicos que han determinado la desmonumentalización del santuario; sin ellos, la RDN
está viciada de nulidad”.

Intentamos recoger la versión de funcionarios del INC Ica y el Obispado, pero hasta el cierre de este informe no recibimos respuesta.

Otorongos en Acción

Al ingeniero Carlos Zavala lo sorprendió recibir una comunicación del Congreso. Su trabajo no se había cruzado antes con políticos. La comunicación, procedente de la oficina del ex presidente del Congreso, Luis Gonzales Posada, venía con una insólita solicitud: convocar los servicios del Centro Peruano-Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres de la UNI (CISMID), dirigido por Zavala, para realizar un estudio de estabilidad estructural en el Templo de Luren.

Pero, ¿qué tenía que ver el Congreso con Luren? “Querían saber qué se podía hacer con la iglesia”, recuerda Zavala. El CISMID entregó los resultados el 31 de octubre del año pasado, pero recién han salido a la luz hace unos días. “Obtuvimos muestras de materiales y de suelos y estudiamos la estructura. Luego generamos un modelo matemático tridimensional e hicimos un diagnóstico, encontrando diversidad de parches, que eran parte de reparaciones anteriores”, explica el experto. “El CISMID no recomienda la demolición, lo que hacemos es proponer se refuerce el crucero, que está intacto. La zona donde se conectan coro, torre y frontis ha quedado inestable y debiera ser demolida, pero reconstruida tal como es, inclusive con sus materiales. El proyecto de reconstrucción debe tener tres cuerpos independientes, crucero, nave y frontis, unidos por junturas sísmicas imperceptibles”.

Archivos perdidos

Tras el sismo, los equipos de conservadores del INC, encabezados por el arquitecto Edwin Benavente, entonces director de Patrimonio Cultural Colonial y Republicano en esa institución, cubrieron la zona y prepararon un expediente favorable a la restauración. Pese a sus dieciocho años ininterrumpidos en el INC, Benavente fue despedido días después de entregado su informe. “En octubre del 2007 la revista del INC, Gaceta Cultural del Perú, publicó nuestro primer documento sobre la restauración de Luren”, recuerda. La RDN 1747, sin embargo, prescindió de dicho informe. “El santuario requería atención inmediata. Había colapsado la torre, pero parte de la nave estaba íntegra, salvo por el forado superior, que los restauradores pudieron haber trabajado si se instalaba un gabinete de conservación preventiva”.

Otro documento ignorado por el INC fue el informe final elaborado por arquitectos del INC Cusco. Al respecto, la decana del CAP de Ica, Elisa Ramírez, refiere que se recomendaba restaurar Luren, además de que se le prepare un expediente de conservación. “Hay un párrafo donde incluso se advierte que el incumplimiento conllevaría sanciones. El INC Ica le envió copia al Obispado y al INC. Por eso nos sorprendió que le retiren la protección al santuario”, finaliza.

El detonante que desató la escalada de demoliciones fue el anuncio público de la directora nacional del INC, el 18 de agosto, a solo dos días del sismo: ‘Casi nada puede repararse en los templos afectados’, donde también se aseguró que el Templo de Luren se encontraba destruido. Lo curioso era que, en ese momento inicial, resultaba imposible saber tal cosa pues aún no había llegado a Ica ninguna misión del INC.

Proyecto con bemoles

“En las bases se decía que el templo estaba en tan mal estado que era preciso demolerlo, pero no se precisaba qué entidad sustentaba eso”, revela el arquitecto José García Bryce, miembro del jurado en el concurso de la PUCP. Se reconforta al recordar que el CAP publicó en El Comercio un comunicado señalando la necesidad de restaurar.

“Me identifico con ese comunicado. Es contradictorio que haya participado, pero me comprometí sin saber que esta iglesia tenía tanto valor y que, además, no estaba en tan mal estado”, explica. “En julio envié un pronunciamiento a los miembros del jurado, con copia al obispo y al INC. A pesar de que hemos designado un proyecto ganador, prefiero contradecirme que aceptar que se demuela la iglesia”, finaliza.

De los seis proyectos participantes en el concurso, cinco poseían un obelisco (símbolo de poder) y todos se orientaban al sur, hacia la zona residencial, desvirtuando la naturaleza del culto, que dirige el altar al norte, al barrio pobre. Como sucede con otras imágenes, el Señor de Luren eligió su altar: recién rescatado de un naufragio en ultramar, la mula que lo llevaba se aposentó, con terquedad, en el lugar donde hoy se yergue la cruz que le sirve de respaldo. Allí se construyó la ermita original, en el Hurin Ica, es decir, el barrio indio, de acuerdo a la partición española. La devoción de el-Hurin se vuelve agraria, vinculada a la lluvia. El Hanan Ica, de los mestizos y españoles, observaba del otro lado.

---

El párroco de Luren, Adalberto Dávila, solo espera fondos para lo que venga primero: restaurar o demoler.

¿Cuál es el estado de la iglesia?

La iglesia no tiene cimientos, por eso están los muros de columnas. Después del terremoto nos han atacado mucho, supongo gente anticlerical: que no pasamos por Defensa Civil, que por qué estamos exentos si nuestras iglesias son peligrosas. Confieso que veíamos las cosas en forma simple: tarrajear, tapar, pintar. El obispo me dice que, si remachamos, en el próximo sismo se nos cae la iglesia.

La Catedral de Arequipa tuvo el mismo problema y no se demolió.

Es que una Catedral es parte de la historia de una ciudad. No creo que el INC hubiera dicho, en relación a la Catedral de Ica, ‘hágase una iglesia moderna’. Pero esto no es una Catedral.

Luren es más importante que la Catedral.

Es cierto, la gente viene y deja sus quejas y yo les tengo que decir que el obispo está en otro sitio. Esta iglesia se ha identificado con el crecimiento de Ica.

¿Cómo toman contacto con el Congreso?

Solo habíamos pedido ayuda. ¿Quién la ofreció? Alan García. ¿Qué dijo? Tomen contacto con Gonzales Posada. Nosotros no hemos politizado. Después, el decano de la Facultad de Arquitectura de la PUCP vino hasta Luren a comunicarle al obispo su deseo de participar y el obispo aceptó.

Por lo que se ve, el santuario no parece merecer la desmonumentalización.

Ni yo mismo sé por qué el INC nos quitó el título de patrimonio. Pero el Colegio de Arquitectos ha pedido se restituya. Primero vinieron unos especialistas a recomendar el apuntalamiento. Después unos ingenieros que frente a mí se pelearon: unos diciendo que el templo podía recuperarse y otros diciendo que se tumbe. Yo ya estoy mareado. Escuchamos con cariño a todos, pero, ¿dónde está la partida? Al primero que venga, nosotros le daremos la posibilidad de hacer algo. (EH)

Posted by Roberto at 9:38  

1 intruso(s):

...Comprobamos esta semana que el nombre de Hugo Wilfredo Torres Reyna no aparece registrado en el padrón de colegiados del CAP. “¿Cómo es posible que un no-arquitecto no-colegiado presida una comisión técnica...

Como es posible? el señor arquitecto Willy Torres se graduo en la universidad de Chiclayo y volvio a estudiar la carrera arquitectura en el Politecnico di Milano de Italia y corono con una maestria en monumentos historicos en el mismo Milan... como vas a decirle "no arquitecto" ...

juan dijo...
4 de febrero de 2009, 12:32  

Publicar un comentario